Profesionales especialistas en Salud, Medicina Tradicional China, Acupuntura y Masaje.

Desde el año 2011 ofreciendo tratamientos personalizados en Rivas Vaciamadrid.

Av. Pablo Iglesias 85-87

HORARIO: De LUNES a VIERNES de 9:30 a 13:30 y de 17:00 a 20:00 horas

TARJETA REGALO

Regala Salud y Bienestar

Síguenos en:

Forma de pago

Electroacupuntura

Terapia variación de la Acupuntura que consiste en el empleo de una pequeña corriente eléctrica aplicada sobre la aguja de Acupuntura. El tratamiento se realiza mediante el uso de un equipo de electroestimulación.

 

Es una terapia que une dos métodos de tratamiento. Aúna Acupuntura tradicional con electroestimulación. Activa los puntos y meridianos calmando el dolor y relajando el malestar. Es muy eficaz para tratar el dolor en enfermedades reumatoides, artríticas y crónicas.

 

Mediante la estimulación de los puntos acupunturales la electroacupuntura es capaz de amplificar sus resultados. De la misma forma que la tradicional, las agujas son colocadas en áreas estratégicas del cuerpo. Puede aplicarse de forma general o en una zona localizada según el objetivo de la sesión.

 

 

¿Cómo es una sesión de Electroacupuntura?

 

Las sesiones de electroacupuntura no difieren básicamente de una sesión de Acupuntura tradicional. Antes de comenzar la sesión es imprescindible realizar un diagnóstico de lo que le ocurre al paciente, de acuerdo a los criterios de la MTC, y determinar la combinación de puntos adecuados al caso. Para la puntura siempre se emplean agujas estériles y desechables, de un único uso.

 

La principal diferencia entre ambas es que las agujas son estimuladas por el aparato de electroacupuntura en lugar de manualmente, de tal forma que la intensidad del estímulo se puede graduar y adaptar a la tolerancia del paciente con mayor fineza que con la estimulación manual. La sensación no es dolorosa, sino que se parece más a un cosquilleo.

 

 

Contraindicaciones:

 

La electroacupuntura está contraindicada en pacientes con marcapasos o en la proximidad de prótesis metálicas, en zonas de la piel donde hay heridas abiertas o lesiones (en estos dos últimos casos se realiza un tratamiento distal a la lesión), y por precaución en mujeres embarazadas.